MICROSIP
MICROSIP

BLOG

¿Tu sistema de administración te da buenos resultados?

¿Sabes cuándo es momento de cambiar tu sistema de administración actual?

Primero decidiste empezar un negocio, después lo formalizaste registrándolo ante el SAT, y al día de hoy sigue cambiando, y con mucha dedicación, creciendo. ¿Cuántas cosas han cambiado y qué necesitas hacer para no detener ese crecimiento?

Cuando contrataste tu sistema de administración lo hiciste con base en lo que ya hacías, y seguramente era suficiente. Las siguientes son razones para hacer un cambio a un sistema que se adapte mejor a tus necesidades actuales. Si te identificas con alguna de ellas, sabrás que es hora de cambiar y contactar a uno de nuestros representantes.

“Mi operación ya es muy grande”.
Éste es un motivo de celebración, pero también de cambio. Si creció tu local o si ya no tienes sólo uno y te expandiste, seguramente la variedad de productos o servicios que ofreces es más grande o tu inventario ha aumentado y necesitas controlarlo.

“El equipo ha crecido”.
Cuando iniciaste tu negocio podías atenderlo tú solo o te ayudaba algún familiar cercano. Ahora, para satisfacer la demanda, has contratado a una o más personas y necesitan estar todos en el mismo sistema. Además requieres de un registro cuando los trabajadores toman turnos o realizan movimientos como corte de caja (incluso multicajas), cobros, ingresos, retiros, etc.

“Hago más de lo que hacía antes”.
Por ejemplo, si al principio sólo te dedicabas a la venta de productos y con el paso del tiempo te interesaste en pasar de comerciante a fabricante, las responsabilidades que tienes ya no son las mismas. Sumado a la administración que tenías, ahora debes pensar en compra de materiales, cuentas por pagar, contabilidad, inventario, tiempo de producción, etc.

“Las disposiciones fiscales han cambiado”.
Poniendo el ejemplo más sencillo, la factura electrónica 3.2 ya dejó de ser válida y entró la nueva versión 3.3; además, frente a las actualizaciones de SAT, necesitas estar al día para organizarte en pago de impuestos, facturación, contabilidad y declaraciones. Tu sistema de administración debe ayudarte a hacer el trabajo, para ello es necesario que esté actualizado.

Cada negocio tiene necesidades específicas y crece a un ritmo diferente; el tuyo, el de tu competencia y el mercado en general está inmerso en constante evolución, lo que tú debes hacer es estar atento a los cambios. No adaptes tu negocio a tu antiguo sistema: los productos Microsip conforman un sistema que se adapta a diferentes tipos de negocios, desde una miscelánea hasta una gran empresa.