6 pasos para alcanzar la asertividad laboral - Microsip MICROSIP
MICROSIP

BLOG

6 pasos para alcanzar la asertividad laboral

Hoy en día, una de las habilidades sociales que debe tener cualquier profesionista que quiera triunfar en el ámbito laboral es la asertividad.

La asertividad es la destreza de poder expresar nuestros sentimientos y opiniones y reclamar nuestros propios derechos, en el momento adecuado, de una manera que no afecte los derechos de los demás.

Si eres de las personas que cuando un compañero de trabajo no cumple con sus responsabilidades, no le dice nada para no lastimar sus sentimientos; que cuando está en una reunión de trabajo, se guarda su opinión por el miedo al qué dirán; o que cuando quiere un aumento de sueldo, en vez de pedirlo, espera a que reconozcan su buen desempeño, entonces necesitas desarrollar la habilidad de la asertividad para poder alcanzar tus metas.

A continuación te compartimos una serie te pasos que te ayudarán a convertirte en una persona altamente asertiva:

  1. Define las situaciones a mejorar

Identifica en qué situaciones o conductas laborales importantes debes mejorar o ser más asertivo.

  1. Califícalas y ordénalas

Utilizando una escala del 1 al 10, califica el grado de dificultad que encuentras para enfrentar cada una de las conductas que enlistaste en el paso anterior. Después, ordénalas jerárquicamente, desde la situación que menos dificultad tenga, hasta la de mayor.

  1. Redacta tu respuesta

Elige la situación de menor dificultad y escribe un guión para afrontar la conducta. Los siguientes consejos pueden ayudarte a elaborar tu respuesta:

  • Haz tus peticiones de manera sencilla y directa. No hay necesidad de dar explicaciones elaboradas.
  • En toda petición utiliza el qué (lo que quieres), el porqué (el motivo) y el para qué (el objetivo).
  • Para lograr expresar tus peticiones o desaprobaciones de la forma más respetuosa, habla en primera persona.
  • No te disculpes por expresar una necesidad o deseo, sólo pídelo educadamente.
  • Apóyate con el lenguaje corporal y tono de voz para parecer seguro al hacer tu solicitud o indicar una preferencia.
  • Recuerda que es posible dar como respuesta un “No”, sin dejar de ser considerado.
  1. Ensaya

Practica tus respuestas asertivas y grábalas para revisar el lenguaje no verbal, el tono y volumen de voz que utilizaste. Si no fue el adecuado para la situación, vuelve a ensayar tu respuesta.

  1. Lleva la práctica al mundo real

Cuando hayas conseguido un comportamiento asertivo, llévalo a la práctica y analiza los resultados.

  1. Termina tu listado

Una vez que te sientas cómodo afrontando la situación de menor dificultad, continúa poco a poco con las demás conductas laborales de tu lista.

Aplica estos consejos y verás como siendo asertivo podrás desarrollar con mayor eficiencia y eficacia tus actividades laborales, trabajar en equipo y alcanzar tus metas.

Banner de blog 630pxls RENTA