MICROSIP
MICROSIP

BLOG

7 tips para combatir la procrastinación hoy mismo

¿Eres de los que aplaza voluntariamente pendientes sencillos hasta que entra en pánico porque se acerca la fecha límite de entrega? ¿Retrasas las tareas grandes porque te parecen abrumadoras?

¡Entonces necesitas urgentemente aprender a combatir la procrastinación! Sigue estos útiles consejos para empezar hoy mismo:

  1. Analízate

Empieza reflexionando cómo la procrastinación está afectando tu productividad y desempeño. Identifica los hábitos que pueden estar provocándola y trata de modificarlos.

  1. Administra bien tu tiempo

Establece un horario estricto para ti. Tener bien organizado tu tiempo y actividades puede ayudarte a mejorar la calidad de tu trabajo y a disminuir el estrés.

  1. Divide tareas

A veces parecen tan grandes los pendientes que sentimos que es imposible terminarlos. Para lograrlo, divide tus actividades en varias tareas sencillas y asigna tiempos y fechas límite para cada una de ellas. Concéntrate en una a la vez, y verás que eso te ayudará a disminuir la resistencia a enfrentarlas.

  1. Busca un ambiente apto

El área de trabajo tiene una gran influencia sobre tu productividad. Procura mantenerla en orden y contar con una buena iluminación. Si sientes que estás cansado de estar en el mismo lugar o de ver las mismas cosas, busca un lugar diferente, en donde te sientas inspirado y motivado para trabajar.

  1. Evita las distracciones

Elimina todas las distracciones, en especial las que se encuentran a tan sólo un clic de distancia. Las búsquedas en internet, el correo electrónico, las redes sociales, el Whatsapp, pueden transformarse en una distracción interminable. Mantén tu celular, las notificaciones y el acceso a internet desconectados cuando estés por llevar a cabo tus pendientes.

  1. Comprométete y da el primer paso

Comprométete contigo mismo y con los pendientes a realizar. No pierdas el tiempo pensando en lo complicadas que son tus actividades. Empieza a hacerlas. El iniciar te ayudará a que el miedo desaparezca y a que agarres inercia para continuar y terminar.

  1. Recompensa tu progreso

Motiva tu productividad creando un sistema de recompensas que te ayude a celebrar las tareas terminadas y aplicarte pequeños castigos para cuando fallas.

¡Deja de posponer tus pendientes! Elimina de tu vocabulario la frase “lo haré mañana” y verás como mejorará tu productividad y desempeño diario. ¿Estás listo para empezar?

Banner de blog 630pxls CE