MICROSIP
MICROSIP

BLOG

¿Cómo puedo ser mejor jefe?

Tener una empresa o departamento a tu cargo no es nada sencillo, ya que debes estar al pendiente de todo lo bueno o malo que sucede en torno a tu área o compañía, tanto los resultados, las metas obtenidas, los nuevos proyectos, y por supuesto, el trato con los empleados.

Para muchos, ser un buen jefe es ser totalmente permisivo, o el extremo, tener un control total, pero ambas creencias son erróneas. Si deseas tener un equilibrio en cuanto a tu papel como jefe, aún más de líder, te damos estos sencillos consejos para lograr una mejor relación con tus empleados y que a su vez logres los objetivos de tu área o empresa.

1.- Cada empleado es único. Antes de dar tareas a cada miembro de tu equipo es necesario conocerlos, saber sus fortalezas, áreas de oportunidad y debilidades. Ya que no se trata de otorgar las mismas tareas a todos, sino de delegar actividades a cada persona dependiendo de sus habilidades, para que así se le facilite realizarlas.

2.- Siempre sé abierto. Debes procurar que exista un ambiente en donde tus empleados puedan acercarse a ti para cualquier consulta relacionada con el trabajo. En caso de que tengas una política en la cual nadie pueda acercarse a ti, a excepción de algo extraordinario, provocará que tus trabajadores no entiendan una tarea y la realicen mal o hagan otra cosa diferente a lo que solicitaste.

3.- La ayuda es importante. Si tu equipo está en un momento crítico por algún proyecto, siempre debes estar abierto a apoyarlo, ya sea dando consejos de cómo pueden hacerlo mejor y rápido, ofreciendo tu ayuda a terminar alguna actividad, o preguntar qué está a tu alcance para facilitar el trabajo. Siempre debes ofrecer tu ayuda sin presionar más al equipo.

4.- Conoce las opiniones de todos. Cada empleado es importante y por lógica está en esa posición debido a su experiencia, por lo que es necesario que les preguntes sobre su punto de vista con respecto a un proyecto, idea o resultado. Es necesario conocer la manera en la que los trabajadores perciben el funcionamiento y las tomas de decisión en la empresa, para incluso conocer áreas de mejora y oportunidad.

5.- Reconocimiento. El trabajo bien hecho siempre debe reconocerse. Esto no significa que todo el tiempo des compensaciones, pero sí que sepas valorar cuando un proyecto dio buenos resultados o cuando un trabajador realiza constantemente sus tareas de manera eficaz.

6.- Puedes hacerlo mejor. En caso contrario de que un empleado no esté dando los resultados esperados siempre se le puede decir de la mejor manera, sin entrar en confrontaciones. Una plática en la que le expreses tus inquietudes, las áreas en las que falla, cómo puede mejorar y qué opina, dentro de un lugar donde sólo te encuentres tú y esa persona, sería la mejor manera de hacerlo.

Ser jefe no es una tarea fácil, pero la clave se encuentra en equilibrar cuatro importantes valores: solidaridad, confianza, respeto y responsabilidad. Recuerda que el éxito de tu empresa y la motivación de tus empleados dependerá en gran parte de tu capacidad de liderazgo y comunicación.

Banner de blog 630pxls RENTA