La clave para negociar como los grandes - Microsip MICROSIP
MICROSIP

BLOG

La clave para negociar como los grandes

Saber negociar es parte fundamental de todo empresario y/o emprendedor. Toma nota de los siguientes consejos para lograr cerrar tratos y obtener lo que deseas:

Actividades previas a la negociación

1.- Reúne información sobre tu interlocutor

Investiga qué es lo que motiva a la otra parte. Hazte preguntas como: ¿Cuáles pueden ser sus intereses con respecto a tu empresa?, ¿Qué tipo de persona es a la hora de negociar?, ¿Qué tácticas puede emplear?, ¿Cómo puedes neutralizarlo?, ¿Cuál es la situación financiera de su empresa?, ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de su empresa?

2.- Si el interlocutor tiene competencia, investígala

Conoce mejor que tu interlocutor, lo que ofrece su competencia en negociaciones parecidas. De esta forma podrás estar preparado para fundamentar las ventajas de su oferta con respecto a la de otros.

3.- Determina tus objetivos y estrategias

Define bien qué es lo que pretendes lograr con la negociación, identifica las fortalezas de tu empresa y detecta las debilidades, para saber cómo sobrepasarlas. Después, realiza un listado de posibles ofertas que podrían hacerte y establece las tácticas que te llevarán a lograr tus objetivos.

4.- Define las posibles concesiones

No es posible negociar acuerdos sin tener que ceder. Ten muy claro lo que piensas ofrecerle a la otra parte, así como tu límite para que los dos salgan ganando.

Actividades durante la negociación

1.- Apuesta por obtener ganancias mutuas

Cuando un trato está más de un lado que del otro, a la larga no funcionará. Busca obtener un acuerdo en donde haya un balance y ambas partes ganen.

2.- Detecta las necesidades e intereses de la otra parte

Pon atención al lenguaje corporal de tu interlocutor y pregúntale todo lo necesario para conocer mejor sus necesidades e intereses y así, verificar las percepciones que tenías y ajustar la estrategia, si no parece conveniente la planeada.

3.- Fundamenta tu posición con pocos argumentos

Presenta pocos argumentos, pero siempre los más sólidos. Cuando se utilizan demasiados argumentos, generalmente no todos tienen el mismo valor, por lo que tu interlocutor se puede dedicar a atacar los más débiles.

4.- Sé paciente

Nunca pierdas la paciencia, trata de no enojarte. Las emociones juegan un papel muy importante en las negociaciones. Si no sabes controlarlas, estarás en desventaja. Recuerda que si llegas a un acuerdo, vas a tener que seguir trabajando con las personas que estás negociando.

5.- Tómate tiempo para decidir

No te apresures, ni te dejes presionar para firmar. Tómate tu tiempo y si es necesario, consulta a alguien para que te ayude a tomar una decisión.

Actividades posteriores a la negociación

1.- Analiza los resultados obtenidos

Aprende todo lo que puedas de esta experiencia. Aunque cada negociación es única, puede proporcionar enseñanzas útiles para negociaciones posteriores. Lleva un registro de cada trato que hayas cerrado, de los errores cometidos y analiza la forma de mejorar.

2.- Dale seguimiento a los acuerdos

Muchas veces el negociador, aunque fue quien “dio la cara”, no es el responsable de cumplir con lo acordado. Por lo tanto, asegúrate de que se cumpla todo lo prometido, para no afectar negociaciones posteriores y continuar con una sana relación.

Recuerda que si tienes un plan claro de lo que vas a hacer obtendrás mejores resultados. ¡Practica estos consejos y verás como alcanzas tus objetivos!

Banner de blog 630pxls ventas