MICROSIP
MICROSIP

BLOG

Las 17 frases que jamás debes de decirle a tus colaboradores

Tener personal a tu cargo es una gran responsabilidad, ya que de ella depende el buen funcionamiento de tu negocio. Si la relación que llevas con tus colaboradores es negativa, tu equipo estará desmotivado, lo cual causará una baja productividad y una alta y costosa rotación de personal.

Si lo que buscas es crear un clima laboral positivo y motivar a tus trabajadores para generar grandes resultados, evita utilizar las siguientes frases:

  1. “Yo soy el que manda”

Usar esta expresión es una forma de decir que las cosas se harán a tu manera, por lo que no hay lugar para el trabajo en equipo, ni la generación de ideas. En lugar de ello, empodera a tus empleados, delega y dales la oportunidad de actuar y aportar. Esto no solo aumentará su moral, sino que también será bueno para el negocio.

  1. “Las cosas se hacen como siempre se han hecho”

Ésta, al igual que la frase anterior, matan la posibilidad de innovar. Es cierto que hay protocolos o procesos establecidos, pero si un colaborador te presenta una idea, escúchala y prueba. Un factor determinante del éxito de una empresa se encuentra en su capacidad de innovar y adaptarse a los cambios.

  1. “¿Acaso no haces nada bien?”

Si uno de tus subordinados cometió uno o varios errores, evita usar esta expresión, ya que solo afectará gravemente su motivación. Busca que reconozca su error y proponga soluciones.

  1. “No lo entregues hasta que lo hagas bien”

En vez de usar esta frase, revisa lo que tu empleado te entregó y da una respetuosa retroalimentación que impulse que la próxima entrega sea correcta.

  1. “A ver cómo lo resuelves, pero lo quiero ya”

Si existe algún problema, investiga lo qué está pasando y lo que se necesita para poder solucionarlo.

  1. “No es mi culpa”

Si cometes un error, admítelo. La mejor forma de ganarse el respeto y admiración es tomando la responsabilidad, en vez de echarle la culpa a otra persona.

  1. “No es mi problema”

Cuando un empleado te dé una explicación sobre cierta situación, sé empático y trata de entender la situación.

  1. “No tengo tiempo para esto”

Este tipo de respuestas son sinónimo de falta de interés, generan baja autoestima y malos entendidos. Puede que en verdad tu tiempo esté limitado, pero te has puesto a pensar cómo el no dedicarle tiempo a tu trabajador puede afectar sus labores.

  1. “Esto no es de tu incumbencia”

La mayoría de las veces, el mantener a los empleados desinformados puede

hacer más mal que bien. Se lo más sincero y transparente posible.

  1. “Que sea la última vez…”

Ésta frase lo único que genera es que el colaborador trabaje por miedo y no para alcanzar las metas.

  1. “Si no te parece, ahí está la puerta”

Al igual que el caso anterior, este tipo de expresión buscar generar miedo, lo cual finalmente se traduce en rotación.

  1. “Agradece este trabajo”

Esta frase es completamente agresiva y destructiva. En vez de estarle recordando a tus empleados lo agradecidos que deben de estar por trabajar en tu empresa, debes de buscar crear un ambiente al cual todos los colaboradores quieran pertenecer.

  1. “Para eso te pago”

Con este enunciado, en pocas palabras le estás diciendo a tu trabajador que es de tu propiedad, por lo que debe de hacer lo que tu le ordenas, porque por ello recibe un pago. Si quieres obtener el respeto de tu equipo, nunca utilices temas como sueldos y tu posición como jefe.

  1. “No te pago por pensar, te pago por hacer”

Esta clásica expresión, nuevamente logra desmotivar la generación de ideas y además involucra el tema de los sueldos.

  1. “No traigas a la oficina los problemas de tu casa”

Los empleados no son máquinas, tienen vidas personales. Escúchalos y procura ofrecerles tu respaldo. Puedes darles un día o dos para que pongan en orden su situación, y esto ayudará a que cuando regresen, tengan la cabeza enfocada en el trabajo y no en otros asuntos.

  1. “Llegaste 5 minutos tarde”

Está bien que promuevas la puntualidad, pero tampoco debes de convertirte en un reloj humano que se la pasa regañando a sus subordinados. No te enfoques en el tiempo que el trabajador pasa en la oficina, sino en sus resultados.

  1. “La empresa no es tuya”

Tus colaboradores pasan gran parte de su vida en el trabajo, por lo que este tipo de comentarios hacen que pierdan la lealtad a la empresa.

Recuerda que las palabras tienen un gran poder sobre las acciones de las personas, pueden influir e inspirar o pueden desmotivar. Cuida siempre la forma en que te comunicas con tus colaboradores y valóralos, porque son la clave del éxito de tu empresa.

fotos 630 x 248 pxls nomina