MICROSIP

BLOG

¿Qué es una consultoría y cómo le ayuda a tu negocio?

Construir un proyecto empresarial en la economía mexicana, donde hay que cuidar especialmente cada detalle y obligación para que el negocio salga a flote, implica trabajo, dinero y esfuerzo bien dirigidos. Las empresas deben sobresalir demostrando tener una fuerte identidad, objetivos claros y control sobre su operación, lo cual se convierte en la pista de aterrizaje y despegue del éxito y la productividad.

La consultoría empresarial o de negocios es un servicio brindado por profesionales dirigido a ayudar a los directivos de una empresa a que identifiquen sus puntos fuertes y de mejora, con el objetivo de generar estrategias de acción y cambio en los procesos, e instruirlos para que tomen las mejores decisiones y así hacer crecer la rentabilidad del negocio.

Un consultor debe tener la habilidad de ayudar a las empresas a encontrar las soluciones que requieran, aumentar o encontrar la eficiencia y productividad en su operación, eliminar gastos innecesarios y orientarlas en cualquiera que sea el área que necesite trabajo. El contratar a consultores expertos debe ser visto como inversión, ya que ésta será la primera de muchas decisiones que llevarán a la empresa al éxito y crecimiento, mientras exista la disposición y apertura al cambio.

¿Cuándo recurrir a la consultoría?

Este servicio no debe ser visto sólo como control de daños, sino como un paso para una operación efectiva desde el inicio del negocio. Este servicio se puede obtener ya sea de forma interna o externa a la empresa, siempre buscando que la relación con los consultores sea constante para poder hacer uso de ella cuando se necesite y al mismo tiempo se tenga un punto de vista objetivo sobre diversas situaciones claves.

Cuando se contrata una consultoría a la par de la creación de la empresa, es como un cuadro en blanco para que el profesional trabaje; cuando el negocio ya lleva tiempo funcionando, el consultor necesitará mayor información sobre la operación, de lo contrario no puede hacer un buen diagnóstico y propuestas para mejorar.

Los representantes Microsip, por ejemplo, van mucho más allá de ser simples “instaladores”: puedes acercarte a ellos para despejar dudas sobre cómo eficientar tu operación diaria y qué herramientas usar para ello, así como sobre los cambios necesarios a viejas prácticas administrativas que ya no te funcionan. Así mismo, todos los productos Microsip están enfocados a brindar información confiable a los directivos y empleados que tienen acceso a ellos: en este caso, Contabilidad Electrónica, Bancos, Ventas e Inventario son excelentes para obtener los datos necesarios para compartir con el consultor que elijas, ya que de aquí se puede obtener la información para un análisis y conocer la rentabilidad.

En una consultoría, las personas que la realizan no se vuelven los líderes de la operación ni imponen sus reglas, sino que exponen un punto de vista diferente para que los líderes tengan un panorama más amplio y claro, de tal forma que desarrollen una mejor función.

Algunos beneficios de la consultoría empresarial son:

*Alcanzar las metas de la empresa.

*Solución a problemas internos de la empresa desde el nivel gerencial hacia abajo.

*Descubrir nuevas oportunidades y cómo aprovecharlas.

*Mejorar el clima laboral e implantar la cultura organizacional.

*Crear lealtad con los trabajadores.

*Afrontar cambios importantes en un periodo corto de tiempo.

La consultoría puede ser aprovechada por las empresas de cualquier tamaño, ya que todos los empresarios se benefician de tener una guía en el manejo de su compañía para crecer y sobresalir en un camino lleno de vueltas y curvas como el de los negocios. Ahora que ya sabes todo esto, puedes dejar de tenerle miedo a las consultorías.