cómo crear un buen negocio rentable

¿Cómo crear un buen negocio rentable?

Inteligencia Empresarial
/
Microsip

En México el 85% de los jóvenes sueña con emprender, pero pocos son los que logran alcanzar el objetivo. Empiezan anotando su idea de negocio en una servilleta, pero por miedo al fracaso, falta de dinero o de conocimiento, la idea no logra dar el salto al mundo real. ¿Eres de los que dice quiero montar un negocio rentable? ¿Quieres saber cómo crear un buen negocio rentable? ¡Estás en el lugar correcto!

Siempre se oyen historias de éxito sobre nuevos negocios que ganan mucho dinero inmediatamente, pero la realidad suele ser muy distinta. Una empresa nueva suele tardar años en descubrir cómo obtener beneficios, y eso sólo si consigue sobrevivir. Si acabas de poner en marcha un negocio, es de esperar que hayas previsto este retraso en los ingresos, pero también que estés ansioso por ganar más dinero. Al fin y al cabo, esa es una de las razones por las que decidiste convertirte en empresario en primer lugar.

Un negocio rentable no surge por sí solo. Entonces, ¿cómo pueden ganar dinero las empresas? Necesitas los conocimientos, las estrategias y las herramientas adecuadas, y necesitas un plan. Si te comprometes a mejorar constantemente, puedes aprender a obtener beneficios como empresario. Si tienes una buena idea de negocios, no la dejes en el papel. Pon en práctica los siguientes pasos para evaluar su potencial y desarrollarla con éxito.

¿Cómo crear un buen negocio rentable en 7 pasos?

1. Ordena tu idea

Inicia definiendo a detalle tu idea y escríbela. No hay buenas o malas ideas, sino conceptos mal desarrollados.

2. Analiza la necesidad que satisface

Para que una idea se convierta en un buen negocio debe de cubrir alguna necesidad.

3. Asegúrate de que exista una oportunidad de negocios real

Antes de empezar a emprender vas a necesitar evaluar si existe un mercado suficiente dispuesto a comprar tu producto o servicio, e investigar si hay algún competidor. En caso de haber competencia, analiza cómo te diferenciarás de ella y qué te hará ser la mejor opción para tus clientes potenciales.

4. Investiga qué necesitas para llevar a cabo tu idea

Escribe todo lo que necesitas para desarrollar tu idea: materiales, espacio de trabajo, empleados que trabajarán para ti, tiempo, entre otras cosas.

5. Haz cuentas

Calcula a detalle todos aquellos gastos e inversiones que tendrás que hacer para llevar tu idea a la realidad.

6. Desarrolla un plan de acción

Si ya cuentas con el capital para iniciar tu negocio, investiga los requerimientos legales que debes de cumplir, cotiza el equipo e instalaciones necesarias y empieza el reclutamiento del personal que deberás de contratar. Por otro lado, si no cuentas con el capital necesario, piensa en las opciones que tienes disponibles: pedir un préstamo a una institución financiera, conseguir un inversionista o un financiamiento para emprendedores.

7. Conquista a tu primer cliente

Diseña un plan de negocios en donde especifiques la forma en la que te comunicarás con tu cliente potencial. Una vez que logres llegar a aquellas personas que necesitan tu producto o servicio, las ventas empezarán a llegar.

Ahora que ya sabes cómo crear un buen negocio rentable, ¡no dudes más! Pon manos a la obra y logra convertir tu idea de negocios en realidad.

Cómo obtener buenos resultados en los negocios

Las empresas grandes y pequeñas tienen el mismo objetivo: beneficios fiables. Los que acaban de empezar tienen que tener en cuenta algunas consideraciones adicionales si quieren sentar las bases de un crecimiento sostenible de su negocio.

Aprender y entender todo lo básico sobre las finanzas

Antes de que puedas responder a esta pregunta, tienes que entender lo que significa realmente obtener beneficios. El dinero que ingresas en tu empresa se considera volumen de negocio, y no puedes ingresarlo todo. Una vez que has pagado costos como salarios, impuestos, suministros y otros gastos, lo único que queda es tu margen de beneficios. Esa es la cifra real que determina si sigues en el negocio, experimentas un crecimiento explosivo o tienes que cerrar tus puertas.  

También necesitas conocimientos básicos de términos financieros y capacidad para leer estados financieros. No pilotarías un avión si no supieras leer los anuncios, y lo mismo ocurre con tu negocio. No puedes saber si estás ganando o perdiendo si no entiendes los controles. Si sabes leer un balance, una cuenta de pérdidas y ganancias y un estado de tesorería, podrás participar en conversaciones sobre cómo obtener beneficios.

Crear un plan de empresa

No puedes llegar a tu destino si no tienes un mapa que te lleve hasta él. Toda empresa de éxito empieza con un plan, o mejor aún, con un mapa empresarial. Un plan de negocios o de empresa es algo más que una forma de llegar de A a B. Incluye distintos escenarios que te ayudarán a conseguirlo. Abarca distintos escenarios para que estés preparado para cualquier cosa, y vincula todo con tu visión empresarial global.

Tu mapa empresarial incluye un plan sobre cómo puedes obtener beneficios. ¿Qué puedes hacer hoy, esta semana o este mes para mejorar la calidad de tu índice de victorias? Trabajar con un coach empresarial también puede ser muy valioso en esta fase, ya que han ayudado a innumerables personas a crear un plan sostenible y escalable.

Establecer metas posibles de cumplir

Con cualquier nueva empresa, es fácil pensar en el objetivo final. Hoy abres tu negocio, mañana quieres ganar 10 millones de dólares. Si piensas así -que quieres construir un negocio rentable mediante un crecimiento masivo desde el principio-, perderás oportunidades por el camino y te sentirás abrumado rápidamente.

En su lugar, piensa en el crecimiento incremental. Establece objetivos SMART -específicos, medibles, alcanzables, realistas y anclados en un marco temporal- y céntrate en mejorar tus procesos y sistemas y en aumentar los beneficios de forma constante a lo largo del tiempo. Todo lo que merece la pena en la vida requiere trabajo. No te distraigas con "soluciones rápidas" ni te enredes en una carrera con la competencia. Céntrate en el crecimiento a largo plazo y en lo que es adecuado para tu empresa.

¿Sientes que algo te frena? Identifícalo

Cuando pienses en cómo obtener beneficios, tienes que echar un vistazo objetivo a todo tu negocio. ¿Qué te impide actualmente ganar el dinero que sabes que eres capaz de ganar? ¿Es una falta de capacidad de liderazgo viable? ¿Es un problema de tu equipo de ventas? ¿No has dedicado suficiente tiempo a promocionar tu marca? 

El problema también podría estar dentro de ti: ¿Te estás aferrando emocionalmente a algo que está limitando el crecimiento de tu negocio? ¿Te aferras a creencias limitantes? Una vez que hayas identificado lo que te frena en tu plan para hacer crecer tu cuenta de resultados, puedes encontrar las herramientas personales o profesionales que necesitas para romper tus barreras.

Contratar y elegir con cuidado tu equipo de trabajo 

Es importante que te centres en tus puntos fuertes y contrates para tus puntos débiles. Identifica tus puntos fuertes personales y aprende a utilizarlos como líder. A continuación, identifica tus puntos débiles y determina a quién necesitas contratar para cubrir esas carencias. Quizá necesites un contador o un abogado o un gran equipo de ventas.

Si logras crear el equipo adecuado podrás obtener más beneficios

También quieres contratar a gente que esté entusiasmada contigo. ¿Quién te apoyará al 100%? ¿Quién no sólo conoce el negocio por dentro y por fuera, sino que puede reunir a las tropas y atraer a nuevos clientes? Si reúnes a un equipo de personas que estén entusiasmadas por trabajar para tu marca y correr la voz, será mucho más fácil tener éxito.

Por último, considera cómo puedes retener mejor a tus empleados actuales. ¿Necesitas contratar nuevos talentos? ¿Necesitas ofrecer más beneficios o cambiar la cultura de la empresa? ¿Necesitas invertir más en el bienestar de tus empleados? Encuentra la mezcla adecuada de liderazgo, inspiración e incentivos y darás con la clave para obtener beneficios en tu empresa.

Crea valor real para tus clientes y cubre sus necesidades

¿Cómo ganan dinero las empresas? La respuesta más importante es que siempre crean valor real para sus clientes. La clave del beneficio no es una cifra, sino el valor que los clientes ven en el producto de la empresa. Cuando alguien encuentra un producto que satisface una necesidad que no puede encontrar en ningún otro sitio, se enamora.

¿Cómo creas un valor real que tu cliente ideal no pueda ignorar? Céntrate en tu investigación de mercado para comprender el estilo de vida y los gustos de tus clientes. Metiéndote en la mente y las preferencias de tu cliente, puedes desarrollar innovaciones convincentes que se adapten a tu mercado. Haz un seguimiento de cómo reacciona tu cliente a tus innovaciones para que puedas ajustar tu estrategia según sea necesario.

Trabajar en la innovación estratégica

No hay muchas empresas que puedan presumir de ofrecer a sus clientes algo completamente nuevo. Los que lo hacen son verdaderos disruptores, pero eso no significa que tengas que ser ese tipo de empresa para aumentar tus beneficios. Las empresas de éxito amplían las ideas existentes, pero de forma que sean útiles y atractivas para sus clientes. En otras palabras, innovan estratégicamente. Para ello, tienes que averiguar quiénes realmente tu cliente y por qué necesita tu producto o servicio.

Un ejemplo de innovador estratégico es Netflix. Antes de que apareciera el servicio de streaming, la gente se conformaba con alquilar casetes en Blockbuster. Netflix se dio cuenta de cómo podía sacar partido de esta necesidad de entretenimiento en casa y encontró la forma de hacer que las películas fueran aún más accesibles para su público objetivo.

Netflix no sólo encontró una forma de obtener beneficios, sino también de cambiar toda la industria del entretenimiento. Si puedes hacerlo, estarás por delante de tus competidores y puedes esperar que tus márgenes de beneficio aumenten en consecuencia.

Utiliza tus conexiones

Para dirigir un negocio rentable, necesitas mucho más que números y habilidades empresariales. Como la mayoría de las cosas en la vida, el éxito empresarial depende de muchos factores, y establecer relaciones es uno de ellos. Piensa en tu red no como un conjunto de individuos, sino como un conjunto de alianzas estratégicas.

Establece relaciones con empresas de tu sector que se complementen y considera la posibilidad de trabajar con ellas para conseguir referencias. A medida que aprendes a aprovechar tus conexiones, aumentas tu radio de acción y tu capacidad de obtener beneficios.

Adapta tus estrategias de retención

Para entender cómo puedes obtener beneficios, tienes que examinar detenidamente cómo te acercas a tu mercado objetivo. No existe una estrategia de ventas o de marketing que sirva para todos, y tienes que adaptar tu estrategia a tu producto y a tu base de clientes.

Dada la tecnología moderna y la popularidad de las redes sociales, muchos productos tienen que ver con la inmediatez del acercamiento. Atrae a tu público objetivo digitalmente a través de tu sitio web y las redes sociales para que puedan acceder fácilmente a tu producto y conocerlo. También puedes utilizar herramientas interactivas, como seminarios web y demostraciones, para atraer a los clientes.

Para obtener beneficios, tienes que pensar deforma innovadora sobre tu producto. Puede que tengas que hacer venta cruzada (ofrecer nuevos productos o servicios que complementen los que ya tienes), o abrir nuevos canales de venta, por ejemplo, una buena idea sería comenzar a vender en eBay desde México.

Otra buena idea sería elegir un modelo de ventas que cree clientes recurrentes (por ejemplo, planes de servicio mensuales o descuentos por volumen). Sea cual sea el enfoque que elijas, evalúa tus resultados para averiguar qué tácticas funcionan y cuáles no.

Actuar masivamente

Una vez que hayas averiguado qué te frena, cómo crecer y cómo innovar estratégicamente, es hora de ponerte manos a la obra y crear un plan para obtener beneficios. Crea un calendario y desarrolla una serie de pasos que tú y tu equipo darás para aumentar tu margen de beneficios.

A continuación, crea un plan de acción masivo que te ayude a impulsar el crecimiento y aumentar los beneficios de tu negocio. Tal vez necesites poner en marcha un nuevo departamento, lanzar una nueva campaña de marketing o hacer un curso de formación en liderazgo para estar mejor preparado para dirigir tu empresa. Sea lo que sea lo que tengas que hacer, asegúrate de que está en tu plan y de que tienes objetivos concretos y alcanzables para tu empresa.

Sigue tus progresos

El hecho de que hayas creado un plan de acción no significa que tus decisiones estén grabadas en piedra. Controla tus resultados a medida que avanza tu plan. ¿Has descubierto cómo obtener beneficios de forma sostenible? Fija momentos para reunirte con tu equipo y revisar tus progresos. Quizá lo hagas mensualmente, o quizá cada tres o seis meses para controlar tu crecimiento.

Haciendo un seguimiento de tu progreso, puedes averiguar lo que funciona y lo que no, perfeccionar tus estrategias para obtener beneficios y obtener opiniones de tu personal. Si sigues incumpliendo tus objetivos, ¿es porque no son realistas? ¿O porque te estás centrando en las áreas equivocadas? Si puedes alcanzar fácilmente tus objetivos, podrás aumentar tu fijación de objetivos y tus beneficios.

Apóyate en la tecnología para administrar tu negocio

Ya que tengas tu idea de negocio, empieza con el pie derecho administrándolo correctamente desde un inicio, por medio de un ERP como el de Microsip. Con el podrás cumplir con el SAT, controlar tu contabilidad, ventas, compras, inventarios, cuentas por cobrar y pagar y hasta timbrar la nómina de tu empresa. Para más información visita www.microsip.com.