cómo salir del burnout

¿Cómo salir del burnout?: 7 tips infalibles

Inteligencia Empresarial
/
Microsip

Tabla de contenido

¿Quieres saber qué es y cómo salir del burnout? ¡Estás en el lugar indicado!

¿Qué es el síndrome del burnout?

Una de las mayores problemáticas que se han enfrentado los profesionales en los últimos años a nivel mundial es el llamado “Síndrome de Burnout” o mejor conocido como el ‘síndrome del quemado’ o 'síndrome del trabajador quemado', mismo que es provocado por el desgaste y el alto nivel de estrés laboral.

El Síndrome de Burnout ha sido definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) como un síndrome relacionado con el trabajo que surge como resultado del estrés crónico no gestionado de manera efectiva. Si bien es una preocupación común en el mundo laboral, la OMS establece algunas dimensiones clave para entender este síndrome:

  1. Sentimientos de Agotamiento: Esta dimensión se caracteriza por una sensación de agotamiento o reducción significativa de la energía en relación con el trabajo. Las personas afectadas pueden sentirse física y emocionalmente exhaustas debido a la presión y las demandas laborales.
  2. Distancia Mental o Cautela Cínica: Aquí, el síndrome se manifiesta con una mayor distancia mental del trabajo o sentimientos de cinismo y negativismo hacia las tareas laborales. Esto puede traducirse en una actitud pesimista o desinterés hacia el trabajo que antes se encontraba satisfactorio.
  3. Eficacia Profesional Reducida: La última dimensión implica una disminución de la eficacia profesional. Las personas con burnout pueden sentir que su capacidad para llevar a cabo sus responsabilidades laborales disminuye, lo que a menudo conduce a un menor rendimiento en el trabajo.

Es importante destacar que la OMS enfatiza que el burnout se refiere exclusivamente al ámbito laboral y no debe aplicarse a experiencias similares en otras áreas de la vida. Además, no se clasifica como una enfermedad, sino como un síndrome que resulta de la exposición prolongada al estrés laboral.

Factor de riesgo: Causas del síndrome de burnout

Los especialistas lo achacan principalmente a largas jornadas laborales y poco espacio de tiempo para la vida personal; provocando una baja de productividad, y cansancio emocional, físico y mental.

El "Síndrome de burnout" puede ser el resultado de una combinación de factores relacionados con el trabajo, el individuo y su entorno personal. Los factores de riesgo comunes que pueden contribuir al desarrollo del burnout incluyen:

  1. Carga de trabajo excesiva: Tener una carga de trabajo abrumadora, con tareas y responsabilidades excesivas, plazos ajustados y presión constante, puede aumentar el riesgo de burnout.
  2. Falta de Control: La falta de autonomía o control sobre el trabajo y la incapacidad para tomar decisiones pueden generar sentimientos de impotencia y estrés crónico.
  3. Ambiente laboral tóxico: Un ambiente de trabajo negativo, con conflictos interpersonales, acoso, falta de apoyo de los compañeros o superiores, y falta de reconocimiento, puede contribuir significativamente al burnout.
  4. Expectativas irrealistas: Las expectativas poco realistas en cuanto al rendimiento laboral, especialmente cuando se combinan con recursos limitados, pueden generar estrés y agotamiento.
  5. Falta de recompensas o reconocimiento: La falta de reconocimiento y recompensas por el trabajo bien hecho puede llevar a la desmotivación y al burnout.
  6. Desbalance entre trabajo y vida personal: Dificultad para equilibrar las demandas del trabajo con las responsabilidades y necesidades personales y familiares.
  7. Inseguridad laboral: La inseguridad en el empleo, como el temor a la pérdida del trabajo o la inestabilidad laboral, puede aumentar la ansiedad y el estrés.
  8. Perfeccionismo: La búsqueda constante de la perfección y la autocrítica excesiva pueden aumentar la presión y contribuir al burnout.
  9. Falta de apoyo social: La falta de apoyo social, tanto en el trabajo como en el entorno personal, puede hacer que las personas se sientan aisladas y menos capaces de manejar el estrés.
  10. Factores personales: Algunos factores individuales, como la personalidad, la historia personal de salud mental y la capacidad para manejar el estrés, pueden aumentar la susceptibilidad al burnout.
  11. Jornadas laborales prolongadas: Trabajar largas horas de forma constante y no tomarse tiempo libre adecuado puede agotar física y mentalmente a una persona.
  12. Falta de claridad en las expectativas: Cuando las expectativas laborales no están bien definidas o cambian constantemente, puede generar confusión y estrés.

Es importante reconocer que los factores de riesgo del burnout pueden variar de una persona a otra y de un entorno de trabajo a otro. Además, una combinación de estos factores puede aumentar el riesgo. Identificar estos riesgos y tomar medidas para abordarlos puede ayudar a prevenir o mitigar el Síndrome de burnout. Esto puede incluir el establecimiento de límites en el trabajo, buscar apoyo social, practicar la gestión del estrés y, en algunos casos, considerar cambios en el entorno laboral o en la profesión.

¿A quién afecta el síndrome del burnout?

Este tipo de síndromes es más frecuente en mujeres, personas sin pareja o con poco apoyo familiar, y durante los primeros años de trabajar de manera formal o al ingresar a una nueva empresa. De acuerdo a un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los mexicanos laboramos 500 horas más que el promedio de los países miembros. Aproximadamente los mexicanos trabajamos 2,250 horas al año, mientras que el resto de las naciones de la OCDE promedian las 1,776 horas anuales.

Síntomas del síndrome del burnout

El Síndrome de Burnout se manifiesta principalmente en síntomas físicos, a través de alteraciones cardiovasculares como hipertensión o enfermedad coronaria, fatiga crónica, cefaleas, alteraciones gastrointestinales, asma, insomnio, entre otras. Por otro lado, las alteraciones de conducta salen a luz a través de desórdenes alimenticios, uso de drogas, fármacos o alcohol, tabaquismo, ira o conducción temeraria. Por último, las alteraciones emocionales se presentan como depresión, ansiedad, irritabilidad, baja autoestima, desmotivación, poca concentración, frustración o distanciamiento emocional.

¿Cómo salir del burnout laboral?

Para recuperar la confianza, pasión, entrega y confianza en el trabajo, sigue estos tips para salir del síndrome de Burnout laboral:

1. Cuida tu salud

En ocasiones no priorizamos la salud hasta que experimentamos un síntoma muy fuerte. Es en ese momento cuando acudimos al médico. Observa y conoce tu cuerpo, realiza diferentes actividades que te beneficien como salir a caminar en horarios libres, realiza ejercicio y come balanceado. Verás como esto te ayuda a combatir el síndrome del burnout laboral.

2. Establece prioridades laborales y personales

Es importante fijarse metas y seguir el camino que nos lleve a ellas lo antes posible. Habrá ocasiones que diferentes actividades personales deban estar por encima del trabajo, para ello, analiza si tu empresa te está absorbiendo más de lo razonable o si eres tú mismo quien se está exigiendo de más para alcanzar dichos logros. Tómate un respiro y analiza si tienes una sobrecarga laboral.

3. Recupera la inspiración

Pregúntate por qué te encuentras en tu actual empleo, cuales son los motivantes para seguir en él, qué ventajas te brinda la empresa que posiblemente no encontrarás en ninguna otra. Enfócate en los motivantes para saber que estás haciendo lo correcto y que siguiendo el buen camino obtendrás recompensas más adelante.

4. Realiza actividades que te apasionen

Practicar algún deporte, salir con los amigos, leer un libro, caminar por la ciudad, salir de fin de semana, o andar en bicicleta, son algunos de los escapes que podemos llevar a cabo para disminuir el estrés de la semana laboral, además de favorecer la vida personal con actividades que no tienen que ver con el trabajo.

5. Comunicación

Habla con tus compañeros o jefes para tener un mejor ambiente laboral, revisar las cargas laborales para que te puedas apoyarte en ellos en cualquier momento necesario que se deba delegar acciones puntuales.

6. Fija horarios establecidos

Gestiona tu tiempo de forma correcta, con horarios de llegada y salida del trabajo, descanso, alimentación, ejercicio o actividades recreativas. Habrá ocasiones extraordinarias que el trabajo te lo impida, pero evita que te absorba por completo.

7. Aprende a decir “NO”

Cada actividad que aceptamos, hace la lista de compromisos a realizar más larga, si no puedes llevar a cabo dicha tarea es mejor comenzar a decir “no”. Si tu jornada laboral te permite realizar más actividades acéptala sin poner en segundo plano los trabajos principales de tu labor.

¡Pon en práctica estos consejos para que termines con el síndrome de estar quemado!

Microsip, una solución para tu empresa

Te invitamos a conocer el ERP Microsip, un sistema 100% mexicano para empresas familiares, con más de 35 años en el mercado. Con el podrás cumplir con el SAT y controlar tu contabilidad, ventas, compras, inventarios, cuentas por cobrar y pagar y hasta la nómina de tu empresa. Para más información visita www.microsip.com.